martes, 29 de septiembre de 2009

Lo han visto.




Hoy se lo ha visto pasar más de una vez junto al río, va y vuelve, y una y otra vez repite la operación, casi sin motivo alguno.

Lo vieron también en la ladera de la montaña, cabizbajo, como buscando algo valioso que le perteneciera.

Lo vieron sentado por horas sin decir palabra.

También se supo que se interna en su recinto, a meditar. O se instala largos períodos frente al mar para dilucidar las misteriosas interrogantes que en su camino va encontrando, y confía que el rumor de las olas y el devenir del agua junto a las rocas le traerán las respuestas, pero no siempre es así.

Hoy, lo vieron esperando barcos llenos de respuestas, en el inútil puerto de las vanidades, quizá embarcó sus sueños rotos, sus confusas realidades, y las envió a alta mar.

Quizá esperó la venida de quien sabe qué respuestas y qué manos fueron las que agitaron pañuelos de despedidas junto al barco de sus ilusiones… pero lo que supe es que no las encontró.

-“Hay algunas cosas que me preocupan y me han sorprendido, nada en especial, sólo algunas que no me las esperaba, y como siempre fui a buscar respuestas al mar, pero esta vez no las encontré.” -dijo cabizbajo-.

Quizá esté comenzando un período de cambio, talvez su crecimiento le haga reflexionar, y entienda que se muere y se renace cada año, y que dejando fluir los acontecimientos como el agua de un río, se puede acercar más y más a su camino.
Y así como una corriente crea su propio cauce, él creará el sendero hacia su corazón y sabe que al alcanzarlo puede adquirir el poder místico que le haga trascender los misterios que envuelven su vida, que se había vuelto mundana y muchas veces tan vacía…

Quizá ese misterioso y delgado límite entre la vida y la muerte, así como el delicado sonido de un vaso vacío le represente su encuentro con su estado interior. Quizá se atreva a perderlo todo para recomenzar…

Quizá sea la frustración de sus más preciados sueños, los fracasos, las caídas las pérdidas y la búsqueda eterna en todos los rostros, en todos los besos, en todos los cuerpos, del ansiado amor, una prueba a superar. Y en aquella que recuerda a través de sus vidas, esa que seguramente sea su destino, con la que sueña y no posee, ahí esté el mayor aprendizaje, y en el desapego las respuestas que tanto ansía encontrar.

Hoy se lo ha visto pasar más de una vez junto al río, va y vuelve, y otra vez repite la operación, casi sin motivo alguno…



Cristal





Derechos del niño

20 de noviembre
DÍA MUNDIAL DE LOS DERECHOS DEL NIÑO.


Los derechos del niño destacan estos principios fundamentales:

*. Derecho a la igualdad, sin distinción de raza, religión o nacionalidad.
*. Derecho a una protección especial para que puedan crecer física, mental y socialmente sanos y libres.
*. Derecho a tener un nombre y una nacionalidad.
*. Derecho a una alimentación, vivienda y atención médica adecuadas.
*. Derecho a educación y atenciones especiales para los niños física o mentalmente disminuidos.
*. Derecho a comprensión y amor por parte de las familias y de la sociedad.
*. Derecho a una educación gratuita. Derecho a divertirse y jugar.
*. Derecho a atención y ayuda preferentes en caso de peligro.
*. Derecho a ser protegido contra el abandono y la explotación en el trabajo.
*. Derecho a recibir una educación que fomente la solidaridad, la amistad y la justicia entre todo el mundo.

"Convención sobre Derechos del Niño"
Toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión; este derecho incluye la libertad de cambiar de religión o de creencia, así como la libertad de manifestar su religión o su creencia, individual y colectivamente, tanto en público como en privado, por la enseñanza, la práctica, el culto y la observancia.
Declaración de los Derechos Humanos Art 18
"Todo individuo tiene derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad de su persona".
Declaración de los Derechos Humanos Art. 3