lunes, 15 de febrero de 2010

efecto mariposa...





Sueño con ser un artista, el escultor que moldee tu figura
bajo la línea eterna del horizonte.
Ser el pintor que dibuje el paisaje que forma tu pelo entre
mis dedos, tumbada, pose de sirena en la fina arena.
Tibalt
Exilio de la existencia
(fragmento)




EFECTO MARIPOSA


el vuelo de esta mariposa
que aletea sin cesar
puede cambiar la historia
del mundo, en tiempo y lugar…

¿Qué diferente hubiera sido nuestra historia si en vez de reprimir el amor, nos hubiéramos lanzado a él como dos trapecistas que sólo confían en el poder más grande del universo?
¿Qué diferente hubiera sido tu tiempo, y mi espacio, tu espacio y mi tiempo, si hubiéramos, simplemente, dejado fluir nuestro sentir, sin la intervención de la duda, de los porqués, de las diferencias y los miedos?
¿Por qué no somos nosotros mismos, enteramente nosotros?¿por qué? ¿Por qué siempre deben aparecer los enemigos para cortar el camino hacia la felicidad?
Si cuando insististe en alejarte, te hubiera rogado que te quedaras, quizá no te hubieras ido…quizá, o no…quizá sólo hubiera alimentado mis ilusiones y prolongado mi agonía…pero intentarlo me daría la posibilidad, hoy de tener otros recuerdos…


Nombraste la notoriedad de las diferencias, yo nombré las ansiedades, las horas de llanto, los momentos de dolor y la impotencia de que los elementos tiempo-distancia, nos separaran. Tú susurraste mi nombre, yo grité, el tuyo, con fuerza. Susurro o grito, son sólo diferentes formas de decir te amo…te necesito a mi lado…


Lloré por tanto tiempo, con tanto dolor que me cegaban las ansias de vida, y sólo me quedaban deseos de recordarte tal y como te imaginaba. Pasé horas prendada de tu imagen, de tu voz, del reflejo de tus letras y tu fotografía. Leer tus palabras, respirar el aire que imaginé tuyo, volar entre tus maravillosas alas, sólo eso llenaba mi vida, cada instante.


Busqué las más exiguas diferencias y las borré, para creer que aún estaba a tiempo de recuperar mis ilusiones, y lo único que hice fue sentirme más lejos de ti…


Ahora, lo que más agradezco a la vida es la posibilidad de estar, aún, cerca de ti, tan cerca, que pienso a cada momento que me encuentro a tu lado. Es una capacidad que no todos poseemos, pero que es real, tan real como respirar o soñar. Quien no ha soñado jamás, es imposible que imagine y crea lo que es soñar. Quien no ha experimentado esta clase de amor, jamás creería que es real. Pero es tan real, necesario y adictivo, como cualquier otro amor.


Pero…el vuelo de la mariposa se interrumpió con la caída de un cabello,  y ella tomó otro rumbo. Y,  mis sueños se entreveraron con los tuyos, los míos quizá coparon tus patios vacíos…se entramaron tus nubes en mis cielo y el sol se revistió de gris hasta llorar tanto que no supe cómo salir…
Y aún lloro tu ausencia, en las noches, cuando te siento lejos…


¿Qué diferente hubiera sido nuestra historia, si en vez de reprimir el amor, nos hubiéramos lanzado a él como dos trapecistas que sólo confían en el poder más grande del universo?




Sandra Gutiérrez Alvez



Derechos del niño

20 de noviembre
DÍA MUNDIAL DE LOS DERECHOS DEL NIÑO.


Los derechos del niño destacan estos principios fundamentales:

*. Derecho a la igualdad, sin distinción de raza, religión o nacionalidad.
*. Derecho a una protección especial para que puedan crecer física, mental y socialmente sanos y libres.
*. Derecho a tener un nombre y una nacionalidad.
*. Derecho a una alimentación, vivienda y atención médica adecuadas.
*. Derecho a educación y atenciones especiales para los niños física o mentalmente disminuidos.
*. Derecho a comprensión y amor por parte de las familias y de la sociedad.
*. Derecho a una educación gratuita. Derecho a divertirse y jugar.
*. Derecho a atención y ayuda preferentes en caso de peligro.
*. Derecho a ser protegido contra el abandono y la explotación en el trabajo.
*. Derecho a recibir una educación que fomente la solidaridad, la amistad y la justicia entre todo el mundo.

"Convención sobre Derechos del Niño"
Toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión; este derecho incluye la libertad de cambiar de religión o de creencia, así como la libertad de manifestar su religión o su creencia, individual y colectivamente, tanto en público como en privado, por la enseñanza, la práctica, el culto y la observancia.
Declaración de los Derechos Humanos Art 18
"Todo individuo tiene derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad de su persona".
Declaración de los Derechos Humanos Art. 3