martes, 14 de mayo de 2013

Libertad, su presagio






Amor mío, hoy he visto el caballo

ese mismo que siempre has soñado. 

Tiene fuerte esperanza en sus cascos. 

¡Libertad, libertad, su presagio! 

Ha venido otra vez galopando 

a adentrarse en mis sueños cual pájaro. 

Una rosa desboca su rienda, una rosa de sangre. 

Vivaz su mirada, me invita a montarlo, 

a seguirlo, a continuar peleando. 

¡Libertad, libertad, su presagio! 

Ha venido a mi sueño el caballo. 

Ha venido otra vez, galopando. 

Y esta vez, te aseguro,

no es muerte, ni dolor, ni combate

mi sueño, 

aunque sangre la rosa en sus labios. 

Esta vez ha venido a buscarnos.


Salma Hassan
2013




imágenes obtenidas de la web

Safe Creative #1007230004654

10 comentarios :

  1. Gracias Luna, por tu visita.
    un beso para ti.

    ResponderEliminar
  2. "¡Libertad, libertad, su presagio!" No suelo comentar en ningún blog que visito, por muy bueno que me resulte el texto, pero éste tiene algo que no puedo definir, que no puedo catalogar ni explicar por qué sucede, por algún motivo me deja sin palabras y eso es precisamente lo que quería enfatizar con este comentario. Gracias por esa sensación, inspiración y empuje de parte de alguien que, muy humildemente, también escribe. Un fuerte abrazo. Guillermo.

    http://neuronal-revolution.blogspot.com

    ResponderEliminar
  3. Bueno, Guillermo , tu sensación quizá se deba a que en este poema, en especial no reparo tanto en lo literario sino en el sentimiento. El sueño es el deseo de libertad de alguien, y me alegra mucho que llegue a algún corazón.
    Otro abrazo para ti.

    ResponderEliminar
  4. Salma:
    Gracias por tu visita al blogs.
    Me llevo esa sensación de libertad en el alma, siempre hay una necesidad de ella.
    Precioso el poema.
    Besos enormes

    ResponderEliminar
  5. Magnífico!!!
    Y a mí que me encantan los caballos, me pareció una historia fantástica. Me gustó mucho lo que me hizo sentir.

    Con tu permiso, lo guardaré entre mis favoritos.

    ResponderEliminar
  6. Gracias mi querida Norma, mantener ese vínculo precioso es una maravilla, y la poesía es capaz de todo, hasta de liberarnos...
    besos para ti.

    ResponderEliminar
  7. Mi estimado amigo, los caballos y los sueños son mágicos, por eso inspiran, eso creo.

    un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Una invitación a no quedarse y retomar el galope por la vida, Hermoso Salma
    abrazos
    saludos

    ResponderEliminar
  9. Aciertas Pedro, es una visión de esperanza, una invitación a seguir. Gracias por tu visita y comentario, mi estimado amigo.

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario.

Salma

Derechos del niño

20 de noviembre
DÍA MUNDIAL DE LOS DERECHOS DEL NIÑO.


Los derechos del niño destacan estos principios fundamentales:

*. Derecho a la igualdad, sin distinción de raza, religión o nacionalidad.
*. Derecho a una protección especial para que puedan crecer física, mental y socialmente sanos y libres.
*. Derecho a tener un nombre y una nacionalidad.
*. Derecho a una alimentación, vivienda y atención médica adecuadas.
*. Derecho a educación y atenciones especiales para los niños física o mentalmente disminuidos.
*. Derecho a comprensión y amor por parte de las familias y de la sociedad.
*. Derecho a una educación gratuita. Derecho a divertirse y jugar.
*. Derecho a atención y ayuda preferentes en caso de peligro.
*. Derecho a ser protegido contra el abandono y la explotación en el trabajo.
*. Derecho a recibir una educación que fomente la solidaridad, la amistad y la justicia entre todo el mundo.

"Convención sobre Derechos del Niño"
Toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión; este derecho incluye la libertad de cambiar de religión o de creencia, así como la libertad de manifestar su religión o su creencia, individual y colectivamente, tanto en público como en privado, por la enseñanza, la práctica, el culto y la observancia.
Declaración de los Derechos Humanos Art 18
"Todo individuo tiene derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad de su persona".
Declaración de los Derechos Humanos Art. 3