miércoles, 4 de mayo de 2016

Más allá





Ver, como un rasgo perenne en la pupila  más allá de los límites del ojo, más allá de las pruebas y los fines.Percibir  en lo oculto y lo profundo el sí y el no, como una sola pieza. Ver y desnudar las emociones,  exponerlas con filtros y sin filtros, hacerlas trabajar como atributos de todos los talentos  y  sujetar la duda como una puerta franca al pensamiento abierto.

Ver implica un desarrollo y un propicio entrenamiento de consciencia. Encender las hogueras mientras miras y percibir como los vanos de las quemas  son efugios propicios a la huida, llamas iluminando el trillo, desmantelando la sórdida ceguera  y los rituales eternos de soberbia que el humano egoístamente acopia y usa.

 Ver es caminar entre lo oculto y aceptar con modestia las secuelas  como una muestra de eternidad temprana. Y aun en privación de nuestros ojos, como un Edipo rendido en la memoria anticipada del oráculo,  podemos descubrir los acertijos y salvar las duras pruebas, siendo el corazón y las entrañas, más allá de la razón  certeras guías hacia  lo que somos. Porque siempre habrá verdades  y muchos mitos en todas las acciones y en todas las vivencias. 

Ver,  también el esqueleto, es completar el círculo y entrar en los recintos pegajosos de nuestras vanidades. Ver las intenciones y esperar el tiempo, implica el regocijo de mantenerse adelante sin perder la humildad ni el equilibrio, sin centrarse en dibujar los superfluos límites que cercan los objetos desvirtuando su esencia. Ver así , sin humos ni vapores, en objetiva y profunda perspectiva , es avanzar un paso en nuestra propia lucha.

 Porque toda la cáscara y la carne, y la semilla y los brotes nuevos  un día morirán y serán polvo en un plato exquisito de gusanos. Y seremos memoria como un símbolo de lo que fuimos, solo memoria disuelta entre los signos de las pequeñas historias,  memoria de familia, memoria colectiva, memoria de páginas y garabatos de juguetes de felpa y tramas finas, de papeles grabados con repetidas obturaciones digitales, memoria del destino y el gran libro de la vida, 

Y seguirán desgajándose verdades y mentiras, mitos y leyendas  sobre nuestros pasos como ramas nuevas ante los huracanes en las bocas de la gente, porque pocos pueden ver lo esencial y apreciar el placer de vivir acorde con su esencia.


Y porque ver y ser,  solo en el afán de obtener lo que otros miran, los que otros miran sin ver lo necesario, es un ligero oteo sobre el valle, sobre la línea fugaz del horizonte en constante cambio de ilusión creada, es olvidar el sentido de la vida,  desdeñando  que, aun en el ocaso y aun mientras sucede la noche más oscura, el sol como una estrella de fuego luminosa, sigue pariendo su luz en otros lares. Y seremos memoria mientras dure.




Salma Hassan
2014

Edipo y la esfinge 
Gustave Moreau, 1864, 

Museo Metropolitano de Arte de Nueva York. 

Derechos del niño

20 de noviembre
DÍA MUNDIAL DE LOS DERECHOS DEL NIÑO.


Los derechos del niño destacan estos principios fundamentales:

*. Derecho a la igualdad, sin distinción de raza, religión o nacionalidad.
*. Derecho a una protección especial para que puedan crecer física, mental y socialmente sanos y libres.
*. Derecho a tener un nombre y una nacionalidad.
*. Derecho a una alimentación, vivienda y atención médica adecuadas.
*. Derecho a educación y atenciones especiales para los niños física o mentalmente disminuidos.
*. Derecho a comprensión y amor por parte de las familias y de la sociedad.
*. Derecho a una educación gratuita. Derecho a divertirse y jugar.
*. Derecho a atención y ayuda preferentes en caso de peligro.
*. Derecho a ser protegido contra el abandono y la explotación en el trabajo.
*. Derecho a recibir una educación que fomente la solidaridad, la amistad y la justicia entre todo el mundo.

"Convención sobre Derechos del Niño"
Toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión; este derecho incluye la libertad de cambiar de religión o de creencia, así como la libertad de manifestar su religión o su creencia, individual y colectivamente, tanto en público como en privado, por la enseñanza, la práctica, el culto y la observancia.
Declaración de los Derechos Humanos Art 18
"Todo individuo tiene derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad de su persona".
Declaración de los Derechos Humanos Art. 3