lunes, 29 de octubre de 2012

La razón




La razón no podrá sentir jamás lo que el alma siente. Tiene su propio sentido de ser y de manifestarse. La razón  organiza lo que los sentidos proveen y nos da la cuota de rigidez para mantenernos en pie.
A veces reprime, encarcela  y corta los sueños de la imaginación impulsa, que el corazón desea, que la conciencia permite, pero  muchas  otras veces libera  a un alma débil oprimida las ideas o acciones de las más fuertes.

La razón es un arma de defensa, un instrumento de trabajo, un machete para abrirse camino en esta selva tumultuosa.  Nos une y nos separa, nos atiende y nos escucha, nos da respuestas y nos hace inquisitivos, nos impulsa y nos abre los ojos. Es un puente de conocimiento hacia la sabiduría.

 Mas,  nunca podrá sentir como el corazón, ni hacernos soñar como la imaginación, ni hablarnos bajito como la conciencia, más bien nos grita sus verdades. Es tan necesaria como cada una de ellas y tan diferente. La razón tiene personalidad y la muestra. Vamos a usarla.

Salma Hassan



Safe Creative #1007230004654

Derechos del niño

20 de noviembre
DÍA MUNDIAL DE LOS DERECHOS DEL NIÑO.


Los derechos del niño destacan estos principios fundamentales:

*. Derecho a la igualdad, sin distinción de raza, religión o nacionalidad.
*. Derecho a una protección especial para que puedan crecer física, mental y socialmente sanos y libres.
*. Derecho a tener un nombre y una nacionalidad.
*. Derecho a una alimentación, vivienda y atención médica adecuadas.
*. Derecho a educación y atenciones especiales para los niños física o mentalmente disminuidos.
*. Derecho a comprensión y amor por parte de las familias y de la sociedad.
*. Derecho a una educación gratuita. Derecho a divertirse y jugar.
*. Derecho a atención y ayuda preferentes en caso de peligro.
*. Derecho a ser protegido contra el abandono y la explotación en el trabajo.
*. Derecho a recibir una educación que fomente la solidaridad, la amistad y la justicia entre todo el mundo.

"Convención sobre Derechos del Niño"
Toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión; este derecho incluye la libertad de cambiar de religión o de creencia, así como la libertad de manifestar su religión o su creencia, individual y colectivamente, tanto en público como en privado, por la enseñanza, la práctica, el culto y la observancia.
Declaración de los Derechos Humanos Art 18
"Todo individuo tiene derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad de su persona".
Declaración de los Derechos Humanos Art. 3